Skip Navigation Links
Portada
Edición Impresa
Clasificados
Horoscopo
Galeria de Fotos
NoticiasExpand Noticias
Comentarios
Diversión/Distracción
Restaurantes
Flyers/Shoppers
   
  Enrique y Meghan esperan 1er bebé para la primavera boreal
 
           
 
El príncipe Enrique y su esposa, la duquesa de Sussex
     
  Por  Rod McGuirk.
   
  CANBERRA, Australia (AP) - El príncipe Enrique y su esposa, la duquesa de Sussex, esperan su primer bebé para la primavera boreal, dijo el Palacio de Kensington.
El anuncio se hizo unas horas después de que Enrique y la duquesa, antes conocida como Meghan Markle, llegaran a Sydney para una visita de 16 días por Australia, Fiyi, Tonga y Nueva Zelanda. Cientos de personas se congregaron para ver a la pareja pasar tras su aterrizaje.
“Sus altezas reales aprecian todo el apoyo que han recibido de la gente alrededor del mundo desde su boda en mayo y están encantados de poder compartir esta feliz noticia con el público”, dijo el palacio en un comunicado.
Tras su arribo a Sydney, el príncipe y la exactriz estadounidense salieron tomados de la mano por una puerta trasera del aeropuerto y se subieron a un auto. Meghan, con pantalones entallados negros y un abrigo negro y vino tinto, lucía sonriente y sostenía unas carpetas, mientras que Enrique le hizo a los espectadores la señal de aprobación con los dedos pulgares.
El anuncio del embarazo confirma semanas de conjeturas de los observadores de la realeza sobre por qué Meghan no acompañará a Enrique a escalar el Puente de la Bahía de Sídney este viernes.
Enrique, de 34 años, y Meghan, de 37 -junto con el príncipe Guillermo y su esposa Kate, la duquesa de Cambridge- han dado un paso al frente el último año mientras la reina Isabel II, de 92 años, reduce ligeramente su agenda pública.
La noticia fue bien recibida el lunes en Gran Bretaña, donde Meghan ha conquistado muchos corazones desde que su compromiso con Enrique se anunció en diciembre.
La primera ministra británica Theresa May expresó sus “más cálidas felicitaciones” tras el anuncio, que proporcionó algo de alivio ante las preocupaciones sobre las negociaciones atascadas del Brexit. “Mis mejores deseos para ellos”, tuiteó May.
El bebé sería el séptimo en la línea al trono británico.
La pareja real comenzó a salir en julio del 2016 luego que amigos los presentaran, y Enrique cortejó a Meghan en un viaje a África poco después. Por varios meses mantuvieron en secreto la relación, pero eventualmente terminó filtrándose a la prensa británica.
Se casaron en mayo en una espectacular ceremonia en el Castillo de Windsor que atrajo a miles de personas al área y fue vista por una audiencia global.
Enrique se ha vuelto inmensamente popular en Gran Bretaña, en parte por su servicio militar y su incansable trabajo por los soldados heridos, y ha hablado abiertamente en años recientes sobre su deseo de asentarse y formar una familia.
Cuando la pareja se comprometió, a Enrique le preguntaron sobre sus planes de tener hijos.
“Tú sabes, pienso que un paso a la vez”, dijo. “Espero que comencemos una familia en el futuro cercano”.
En el 2015, antes de conocer a Meghan, había dicho que le “encantaría tener hijos ahora”.
Meghan también había expresado su deseo de formar familia. En una entrevista en el 2016 dijo que convertirse en madre estaba en su lista de cosas por hacer antes de morir. En ese entonces todavía actuaba en la serie de TV “Suits”.
“Estoy deseosa de iniciar una familia, pero a su debido tiempo”, señaló.
Meghan, con sus raíces estadounidenses y exitosa carrera actoral, ha sido vista como una influencia moderna en la a veces densa familia real, y muchos le acreditan el haber traído la felicidad a Enrique, quien por años lidió con el dolor por la temprana muerte de su madre, la princesa Diana.
Enrique abrió nuevos caminos al hablar de sus problemas de salud mental relacionados con la pérdida de su mamá cuando él tenía apenas 12 años, y esa franqueza, que es parte de una campaña real por concientizar al público sobre la salud mental y poner fin al estigma en torno a la misma, le ha merecido un gran apoyo público a la realeza.
El viaje de la pareja real a Australia es, excepto por una visita de dos días a Irlanda, su primera gira internacional desde que se casaron.
Días después de ver a la prima de Enrique, la princesa Eugenia, casarse en una suntuosa ceremonia en Windsor, la pareja llegó a Sydney una mañana nublada tras un vuelo regular de Qantas Airways proveniente de Londres que hizo una breve escala en Singapur.
El tiempo en Sydney sería lluvioso y fresco el martes y se pronosticaban lluvias para el resto de la semana, pero no será la primera vez que Enrique desafíe las precipitaciones en Sydney.
El año pasado, hizo una breve visita para supervisar los preparativos de los Juegos Invictus, donde encantó a sus fans durante un fuerte aguacero.
La actual gira de la pareja coincide con estos juegos, que comienzan en Sydney el sábado. El evento deportivo, fundado por Enrique en el 2014, da a personal militar y veteranos de guerra enfermos y lesionados la oportunidad de competir en deportes como baloncesto en sillas de ruedas.
Enrique y Meghan asistirán a las ceremonias de inauguración y clausura. En total, tienen 76 compromisos previstos durante sus 16 días en Australia, Fiyi, Tonga y Nueva Zelanda.
La pareja real fue trasladada del aeropuerto a la Admiralty House, la residencia oficial en Sydney del gobernador general Peter Cosgrove, quien representa a la jefa de estado de Australia, la reina Isabel II, abuela de Enrique. La pareja no tenía funciones oficiales el lunes tras el vuelo de 17.140 kilómetros (10.650 millas), que Qantas dice toma 22 horas y 20 minutos.
Cientos de admiradores con paraguas se congregaron afuera del aeropuerto y de la Admiralty House con la esperanza de ver pasar a Enrique y Meghan. La multitud vitoreó mientras la pareja saludaba desde el auto al entrar a los terrenos de la mansión junto al puerto.
El representante del presidente estadounidense Donald Trump en Gran Bretaña, el embajador Woody Johnson, tuiteó: “Feliz noticia para despertar un lunes por la mañana - felicidades al duque y la duquesa de Sussex!!”
La visita de la pareja real se produce seis meses después de que el padre de Enrique, el príncipe Carlos, realizara su 16ta visita oficial a Australia, principalmente para inaugurar los 21ros Juegos del Commonwealth en la ciudad de Queensland en la Costa Dorada.
   
 
 
   Mas...
Bad Bunny: “Estamos ready pa’ lo que venga”
Bad Bunny: “Estamos ready pa’ lo que venga”

Afrodisíaco pone las raíces folclóricas de Panamá en el mapa
Afrodisíaco pone las raíces folclóricas de Panamá en el mapa
EXPRESSO1600


ADVERTISE HERE


ADVERTISE HERE


Vocero Hispano, Inc. © 2012 All Rights Reserved.